La Manufactura del futuro -y del presente- también es digital -

La manufactura del futuro 
-y del presente- 
también es digital

Hablar de manufactura es sinónimo de progreso, por ello decimos que la Manufactura del futuro -y del presente- también es digital. Al menos para nuestro país es indudable la aportación que representa este sector en la economía. De hecho, en el año 2019 la manufactura aportó más del 17% del PIB de México (Statista, 2020), teniendo un incremento sostenido desde el año 2007.  

Por supuesto que hay muchos factores que ayudan a que este sector sea uno de los más robustos de nuestra economía: mano de obra calificada, cercanía geográfica con mercados estratégicos, tratados y acuerdos internacionales con las más grandes economías del mundo, etcétera. Sin embargo, uno de los factores que está ayudando a que se sostenga como uno de los sectores más importantes para México es su rápida modernización y adaptación a los cambios tecnológicos. 

Manufactura digital 

Desde el vapor hasta la electricidad, la manufactura siempre ha sido uno de los motores de las revoluciones industriales. La población cada vez tiene una mayor necesidad de consumir bienes de forma rápida a un mejor precio, lo cual impulsa a las empresas a producir de forma más eficiente y ayudándose de las herramientas más avanzadas de su tiempo.

En este paradigma nos encontramos actualmente con la Industria 4.0, la cual combina técnicas avanzadas de producción y operaciones inteligentes integradas a las organizaciones. Esta nueva Revolución Industrial se caracteriza por albergar tecnologías de vanguardia como la analítica, la Inteligencia Artificial, la robótica, el Internet de las Cosas, entre otras, para mejorar la relación entre las personas y los instrumentos que usan para producir. 

La transformación digital es simplemente perfecta para las empresas manufactureras que buscan no solo ser más rápidas y eficientar costos, sino que tienen una genuina ambición de conocer a fondo su mercado y hacer más inteligentes sus procesos.

Las ventajas de la manufactura digital son contundentes:

● Incremento de la cartera de clientes en más de un 50%.
● Aumento de productividad en las etapas de diseño, maquinado, armado y puesta en marcha del desarrollo de un proyecto, hasta en un 50%.
● Ahorro de 20% en materia prima, al desarrollar menos prototipos y tener una mayor precisión. (datos de Capgemini, 2020)

El futuro de la manufactura está en el presente

Como este título lo indica, muchas de las herramientas del futuro de la manufactura ya están al alcance de muchas empresas. Sobre todo, si analizamos que muchas de estas herramientas ya no consisten en grandes instrumentos o costosas maquinarias, sino en softwares o programas que pueden operarse desde una simple computadora.

Una de las tendencias más marcadas para los años venideros se encuentra en la importancia de los datos para las organizaciones. Esto se debe a que, en la actualidad, el 85% de los datos no se utiliza en industrias de este sector (Oracle Latam, 2019). De esta forma, se prevé un mayor interés en obtener inteligencia de negocio a través de la información misma que se genera al interior de sus procesos. 

Otra tendencia del sector se encuentra en la reinvención de la cadena de suministro, la cual es crucial para llevar a cabo el proceso de venta de un producto en su totalidad. En este apartado es fundamental que el proceso mediante el cual se obtienen las materias primas, la fabricación de los productos, producción, distribución, transporte y entrega de estos, sea impactado por la tecnología a través de la incursión de vehículos autónomos y softwares de planificación basados en IA generando datos en tiempo real, entre otros.

Finalmente, el uso cada vez más generalizado de Internet de la Cosas (IoT) y su variación en Internet Industrial de las Cosas (IIoT) hará su parte para automatizar las fábricas y hacerlas más inteligentes. ¿Cómo se logra? A través del análisis predictivo, el cual consiste en el uso de algoritmos de Machine Learning para identificar anormalidades y poder evitar cuantiosas pérdidas gracias a una tecnología que no solo repara, sino que anticipa los problemas y fallas. 
El panorama actual provocado por la crisis sanitaria y que ha afectado millones de empresas y negocios, es una clara oportunidad para continuar migrando hacia procesos más eficientes, seguros y tecnológicos. En la medida en que las empresas usen estas herramientas que ya están a su alcance acompañados por un profesional en la materia, podrán hacerle frente con mejores herramientas a cualquier crisis que se atraviese.

Si quieres conocer más sobre estas soluciones y cómo puedes implementarlas en tu negocio, te invito a que me escribas para hacer un proyecto a tu medida.

Fernando Sancén
Fernando Sancén
CEO de Enki